Plan Municipal sobre Drogas del Ayuntamiento de León

Plan Municipal sobre Drogas

del Ayuntamiento de León

La Serna, 3 CP 24007

Teléfonos: 987 27 69 51

heliodoro.gutierrez@aytoleon.es

Quiénes somos

El Plan Municipal sobre Drogas de León (PMD), se creó en 1993 y a lo largo de todos estos años se ha ido transformando, ampliando sus cometidos, mejorando sus servicios y lo que es más importante, consolidándose en la sociedad de León, como un programa de referencia en todo aquello que tenga que ver con las drogodependencias. En efecto, si este PMD se inició con una sola persona y sin apenas recursos, hoy en día contamos con 10 profesionales con diferentes niveles de contratación y con unos recursos materiales importantes, aunque como es sabido, en problemáticas de tipo social como las drogodependencias, los recursos materiales siempre resultan insuficientes. Con este breve documento queremos informar sobre estos cambios y mostrar que es lo que pretendemos con este PMD y con qué programas pretendemos conseguirlo. Una información más exhaustiva sobre este PMD (modelos teóricos en los que se sustenta, estrategias, ámbitos de actuación, evaluación, recursos, situación actual del consumo en León, etc.), se encuentra en el Documento Marco 2009-2014 del PMD, así como en memorias y documentos elaborados a lo largo de estos 20 años y disponible para cualquiera que quiera hacer uso de ellos. Debemos agradecer, una vez más, a la población de León por el continuo apoyo que nos ha brindado a lo largo de estos años y queremos también animarla para seguir colaborando con este PMD, ya que como sabemos, la solución de la problemática de las drogodependencias sólo será posible cuando toda la sociedad asuma su parte de responsabilidad en la misma. En este sentido, la población de nuestro municipio está siendo un verdadero ejemplo.

 

PRINCIPIOS GENERALES

Desde este PMD y teniendo en cuenta siempre la regulación normativa que nos viene dada, tanto desde el Plan Nacional sobre Drogas, como desde el Plan Regional sobre Drogas de Castilla y León, hemos ido consolidando unos principios generales en los que basamos nuestro trabajo, algunos de los cuales son:

 

Entendemos las drogodependencias, como un fenómeno de etiología multicausal y multidimensional en el que intervienen factores sociales, individuales y derivados de las sustancias consideradas como droga, en el que es imprescindible, por tanto, la implicación de toda la sociedad en el trabajo necesario para su solución. No siendo cometido exclusivo de determinadas profesiones o especialistas en los que habitualmente delegamos nuestra responsabilidad. En este sentido, la prevención ha de realizarse «con» y «desde» la comunidad, no sólo «para» la comunidad.

 

Las sustancias consideradas como droga, lo son en función de su poder para producir dependencia (física y/o psíquica), síndromes de abstinencia, aumento de las dosis para sentir los mismos efectos y cambios en el funcionamiento del sistema nervioso central. Todo ello con independencia de la mayor o menor alarma social que puedan producir, por ejemplo por sus características legales. Priorizamos nuestro trabajo, por tanto, sobre aquellas sustancias que generan más problemática social (alcohol y tabaco), no más alarma social.

 

Creemos necesario abordar de forma explícita y prioritaria el discurso social existente en la actualidad sobre este tema, factor que consideramos determinante para la existencia y desarrollo de muchos estereotipos y situaciones que dificultan un abordaje normalizado de esta problemática. En este sentido el trabajo a realizar, entre otros sectores sociales, con los medios de comunicación como precursores y generalizadores de tal discurso social, lo consideramos imprescindible.

 

En cuanto a la rehabilitación del drogodependiente, creemos que en la actualidad hay que centrar todos los esfuerzos y recursos posibles, en el que creemos es un gran problema sin resolver o atender adecuadamente, como es la motivación del drogodependiente para iniciar su rehabilitación. La rehabilitación a través de los distintos programas y entidades acreditadas, ha adquirido ya la suficiente calidad en sus servicios como para considerar que una vez conseguida la motivación para iniciarla o reiniciarla, se garantiza una adecuada atención al drogodependiente. En este trabajo de motivación, queremos destacar entre otros, el imprescindible cometido de los Educadores de Calle y de los Grupos de Autoayuda de Familiares de Drogodependientes que no estén en rehabilitación.

 

Creemos imprescindible para una mejora de esta problemática, que la sociedad se centre cada vez más en la prevención de la demanda, con más atención por parte de los medios de comunicación social, más recursos y mucha más sensibilidad política. Aunque como sabemos, otros aspectos de las drogodependencias resulten mucho más «vendibles» públicamente. En cuanto a la prevención de la oferta, en la actualidad y en nuestro municipio, es un cometido atribuido por la Corporación Municipal íntegramente a la Policía Local.

 

En prevención, un cometido básico es ampliar la libertad del individuo en su relación con las drogas. En una sociedad con una gran oferta y cada vez mayor necesidad de ellas, nos centramos en la ampliación y mejora de sus conocimientos, en la creación y desarrollo de alternativas saludables al consumo de drogas durante el tiempo libre y al desarrollo de actitudes y conductas que posibiliten una relación con las drogas, si es que se produce, responsable e independiente. En definitiva, una relación más libre. Una mayor libertad implica más y mejores conocimientos, que tiendan hacia una mayor autonomía y responsabilidad de las decisiones que un individuo ha de tomar respecto a las drogas. No pretendemos por tanto decir a los destinatarios de la prevención lo que tienen que hacer o no hacer, sino capacitarles para que tomen sus propias decisiones con mayor conocimiento, es decir mayor libertad.

 

Entendemos las drogodependencias como una consecuencia o síntoma de problemáticas sociales estructurales, que una vez cronificado termina convirtiéndose en un problema familiar, individual e incluso en ocasiones social. Por tanto, creemos que hay que intervenir ante las drogodependencias, pero sin dejar de tener en cuenta que son habitualmente consecuencia de problemáticas sociales más de fondo y que por tanto, sin la solución de estos estamos abocados a reproducir constantemente síntomas similares.

 

A la hora de repartir responsabilidades, en la problemática de las drogodependencias creemos que son los adultos con sus valores, normas, estilos de vida, etc., los responsables de un modelo de sociedad en la que una parte de ella, como son algunos adolescentes y jóvenes, necesitan consumir drogas para poder ser más felices o menos desdichados y donde además reciben el estigma (por parte de los adultos, claro está), de ser ellos los únicos responsables de la problemática de las drogodependencias. No queremos con esto descargar por completo de responsabilidad al joven o adolescente de los consumos que pueda realizar, pues como sabemos dicha responsabilidad existe dependiendo básicamente del desarrollo psico-social alcanzado por el individuo.

 

OBJETIVOS

Para conseguir los objetivos generales y su temporalización, que a continuación señalamos, nos planteamos objetivos específicos en cada uno de los programas del PMD, como podrá comprobarse cuando describamos cada uno de ellos.

 

  • Sensibilizar y motivar a la población en general, para que intervengan activamente y de forma coordinada en la problemática de las drogodependencias.
  • Coordinar las actuaciones que se realicen en el municipio de León, en relación a la prevención de drogodependencias.
  • Capacitar a la población en general y a niños y adolescentes principalmente, para convivir de forma más libre y responsable con las drogas.
  • Retrasar la edad media de inicio en el consumo de las distintas sustancias.
  • Potenciar el desarrollo de programas preventivos dirigidos a las familias en general y las de riesgo en particular.
  • Informar, motivar y derivar al drogodependiente para que inicie un tratamiento de rehabilitación, a la vez que se trabaja en la reducción de daños ocasionados por su consumo de drogas.
  • Apoyar los programas de rehabilitación acreditados, así como desarrollar otros tendentes a la inserción social del drogadicto rehabilitado.
  • Desarrollar estrategias para que las minorías étnicas u otros sectores de la población marginados, accedan a los servicios generales o en determinadas situaciones desarrollen programas de prevención y rehabilitación específicos.
  • Cambiar actitudes y pautas de comportamiento consideradas de alto riesgo, por otras tendentes al desarrollo de una personalidad más normalizada con niños y adolescentes en alto riesgo.

Prevención tabaco “Nico y Tina”

Componentes del tabaco

Tabaco Roll-Up

Componentes del humo del cigarro

Exposición «Di no al alcohol»

Contactos

Elena Cabezas García

Técnico Prevención SPA. Área Comunitaria y Escolar

c/ La Serna nº – 3. 

 987 53 93 14     

elena.cabezas@aytoleon.es

Contacta con nosotros a través del siguiente formulario de contacto

Nos pondremos en contacto en la mayor brevedad posible.

 

 

PLATAFORMA DE ENTIDADES DE VOLUNTARIADO DE LEON
(Centro Social La Serna) C/ La Serna,3
24007 – León
Tel. 664 324 051
pvoluntariadoleon@gmail.com
WWW.PLATAFORMAVOLUNTARIADOLEON.ORG



    Entidad: